domingo, mayo 29

¡Qué grandiosa canción! Pero sobre todo, el video es maravilloso. Además de que Michael tiene muchísimo talento, es un tipo increíblemente humilde. No le pesa ser el Sinatra moderno para poder hacer una obra de arte como esta. Convocar a sus fans tan ingeniosamente. Todas esas fotos con los Mikes falsos. La verdad que más allá de la canción, el video es un golazo. 
¡Me encanta!

video

#Michael Bublé - Haven't met you yet

sábado, mayo 28

¿Cuántas veces nos hemos sentido perdedores? ¿Cúantas veces pensamos que no servíamos para nada? ¿Cuántas veces nos dejamos pisotear gratis? ¿Cuántas veces no apostamos por miedo a perder? Muchas. Incontables, seguro. Tanto tiempo pasamos pensando en el qué dirán, aunque no lo queramos aceptar. Porque en el fondo importa qué es lo que los demás opinan de uno. A pesar de todos esos tropezones, de todas esas caídas y golpes, nos levantamos y seguimos adelante. Para ser siempre los mejores. Y eso es lo más valioso que me han enseñado ellos. Que aún siendo simples personajes de una tira de televisión, pueden llegar hasta lo más profundo y hacerte comprender lo valiosos que somos y todo el talento que tenemos adentro. Nadie es perfecto. ¡Y está buenísimo que así sea! Qué aburrido si no... Ellos me enseñaron a creer en lo que soy y en confiar en lo que quiero ser. Me enseñaron que ser un Loser no es ser un perdedor, sino que es ser alguien que hizo el esfuerzo y se cayó. Pero se levantó y siguió. Y que aunque nos cueste mil tropiezos, algún día lo conseguiremos. Me enseñaron también, que ser gordo o flaco, homosexual, bisexual, discapacitado, negro o blanco, judío o cristiano no es un impedimento para nada de lo que nos propongamos. A pesar de que nos hagan de lado por ser diferentes, somos únicos y por eso llegamos alto, más que muchos otros que no saben asumir lo que realmente son. Y sobre todo me enseñaron a entender lo que cantan. Que las canciones no son solo letras. Son historias. Cada una tiene un pasado que contar. Y precisamente cuando cantan sobre lo que son, saben como hacerte sentir bien. Porque no importa si te quieren golpear, insultar o derribar, si te dicen que eres es un cero a la izquierda, que no serás nada en la vida, o si te tiran tierra encima, porque en el fondo están muriendo por ser como tú. 
¡Un perdedor como tú!

Mark Salling - Amber Riley - Lea Michele - Cory Monteith - Dianna Agron - Kevin McHale - Jenna Ushkowitz - Chris Colfer


Sam: Now I've had the time of my life. No, ¡I never felt like this before!
Yes, I swear it's the truth, and I owe it all to you...

Quinn: 'Cause I had the time of my life and I owe it all to you...

Sam: I've been waiting for so long. Now I've finally found someone. To stand by me...

Quinn: We saw the writing on the wall. As we felt this magical fantasy...



Together: Now, with passion in your eyes, there's no way we could disguise it secretly. So we take each other's hand. 'Cause we seem to understand the urgency.

Sam: Just remember...

Quinn: You're the one thing...
Sam: I can't enough of...

Quinn: So I'll tell you something...

Together: This could be love because...

I've had the time of my life. No ¡I never felt this way before!
Yes I swear, it's the truth. And I owe it all to you...

Quinn: With my body and soul, I want you more than you'll ever know...

Sam: So we'll just let it go. ¡Don't be afraid to lose control!

Quinn: Yes, I know waths on your mind when you say: "Stay whit me tonight"

Sam: Just remember, you're the one thing...

Quinn: I can't enough of...

Sam: So I'll tell you something...

Together: This could be love because...

I've had the time of my life. No ¡I never felt this way before!
Yes I swear, it's the truth. And I owe it all to you.
'Cause I've had the time of my life,
and I'm searched through every open door
Till I found the truth, and I owe it all to you...


#Dianna Agron & Chord Overstreet

Somewhere, over the rainbow, way up high. There's a land that I heard of once in a lullaby. Somewhere,
over the rainbow, skies are blue. And the dreams that you dare to dream really do come true...
Someday, I'll wish upon a star. And wake up where the clouds are far, behind me. Where troubles melt
like lemon drops. Away above the chimney tops. That's where you'll find me...
Somewhere, over the rainbow, bluebirds fly. Birds fly over the rainbow. Why then, oh why can't I?
  
 
#Glee guys - Matt Morrison featuring Mark Salling

miércoles, mayo 25

Llévate los restos de abril. Llévate los besos que jamás te di. Los segundos de mi reloj y este corazón roto en dos. Llévate tu piel y tu dolor. Llévate tu nombre lejos de mi voz. Déjame el silencio de aquí, cada historia que me habla de ti. Llévate mis sueños y el universo que se vuelve tan pequeño. No tengo a donde ir, me desbarata tu amor fugaz que a veces hiere. A veces mata. Llévate el sur y el sol. Que estoy desorientado, que vivo congelado. Llévate ésta absurda verdad, dime dónde guardo tanta soledad. Llévate contigo tu voz y jamás me digas adiós...








Si alguna vez alguien antes de conocerlo, me hubiera dicho que me iba a hacer renegar tanto, no lo habría creído. Ya van dos años y contando desde la primera vez que nos vimos, aquel verano a donde empezamos a recorrer el mismo camino, luego de algunos tropezones. Jamás hubiera pasado por mi mente que nos íbamos a entender tan bien, tan rápido... Y hoy, con qué sorpresa que me encuentro. ¡Cómo cambia la gente! Es muy larga la historia como para contarla en un solo día. Además de que también es compleja para entender. No es el caso. Lo que sí me importa es más que nada, tratar de comprender el por qué. ¿Por qué se empeña en hacerme creer cosas falsas todos los días? ¿Por qué cambió tanto en tan poco tiempo? ¿Por qué ya no es el mismo? ¿Por qué ya no me trata igual que al principio? Es tan doloroso imaginarse que alguien voga que es tu amigo y en verdad nunca le interesaste un carajo. Según él, la amistad pasa por la confianza. Yo he confiado miles de veces todas mis cosas en su persona. Y eso ya es un grandísimo paso viniendo de mi que no le hablo ni a mi sombra. "Yo te considero mi amiga, pero yo ¿soy tu amigo?" me dijo hace poco. Sinceramente en el momento pensé que sí. Porque jamás hubo dudas de que confiaba en él, de que siempre me gustó reirme a su lado y sobre todo que lo quería. Pero hoy, puedo contestarle esa pregunta que dejé inconclusa entonces, que solo evadí. No. No es mi amigo. No, porque un amigo no pregunta, un amigo va directamente. No, porque un amigo no tiene secretos, tiene verdades. No, porque un amigo no esconde lo que siente, te lo cuenta con detalles. No, porque un amigo no busca consuelo en otros, se lanza sobre tus hombros a llorar. No, porque un amigo te valora y te quiere. No, porque un amigo te pregunta sinceramente cómo estás esperando oir la respuesta, sea cual sea y no solo por compromiso. Y ahora que lo pienso detenidamente, nunca se interesó en mi de verdad. Siempre la eligió a ella. La que parece que es más su confidente que su compañera. ¡Cómo me gustaría que me hablara así! A ella sí le cuenta todo. A ella sí le hace bromas. A ella sí le confía sus secretos. A ella le pregunta por sus cosas. A ella le dice sus miedos. A ella le pide consejo. Y consuelo. A ella la quiere. Y de corazón. Ella sí es su amiga, no como yo. Muchas veces pensé que era una loca celosa y envidiosa por ansiar la relación que ellos tienen. Y hasta a veces me sentí tan mal por no compartir su amistad. Qué gracioso resulta ahora pensar en esos días a donde creí que la historia podía ser para tres. Cuando me sentía incorporada a su amistad. Y también qué golpazo duro, durísimo que me di al ver que sobraba... Es ahora que me doy cuenta cuánto que estaba demás esas noches los tres. Me sentía incómoda, imposible. Y por eso viene a mi mente en este momento la imágen de una Manucha conmovida por su realidad, plantándose en frente de todo el Seminario de Metas, por primera vez. Sin tener noción de qué hacía ahí la pobre de Lucía, sola y abandonada. Una Lucía que siempre reclamó una igualdad de trato de su madre, que prefería a la pequeña Irina, la perfecta, como ella. Y dijo algo muy cierto al pararse frente a todos. "Lo peor que le puede pasar a una persona, es sentir que sobra. Sentirse que no encajas y que los que te rodean te rechacen. Así me siento yo". Y yo también. Yo también siento que sobro y que no encajo en muchos aspectos de la vida. Pero más que nada y porque por esto paso hoy, siento que sobro con ellos. Si él la eligió, perfecto. Será mejor que yo. Pero no me hagan sentir parte de algo a lo que estoy ajena. Algo de lo que nunca entiendo cuando hablan. Algo que jamás será como yo. No me engañen ni me mientan. No me usen ni me lastimen. Por ahí pido mucho. Pero solo es lo que creo que merezco. No sentir que sobro...

domingo, mayo 22

What have I done? I wish I could run, away from this ship going under just trying to help out everyone else. Now I feel the weight of the world is on my shoulders. What can you do when your good isn't good enough, and all that you touch tumbles down? 'Cause my best intentions keep making a mess of things, I just wanna fix it somehow but how many times will it take? Oh, how many times will it take for me to get it right, to get it right? Can I start again, with my fate again? 'Cause I can't go back and endure this I just have to stay and face mistakes, but if I get stronger and wiser, I'll get through this what can you do when you're good isn't good enough? And all that you touch tumbles down? 'Cause my best intentions keep making a mess of things, I just wanna fix it somehow but how many times will it take? Oh, how many times will it take for me to get it right? So I throw up my fists, throw a punch in the air, and accept the truth that sometimes life isn't fair! Yeah, I'll send down a wish and I'll send up a prayer and finally someone will see how much I care what can you do when you're good isn't good enough? And all that you touch tumbles down? 'Cause my best intentions keep making a mess of things, I just wanna fix it somehow but how many times will it take? Oh, how many times will it take for me to get it right?




Tantas veces me sentí el patito feo de la familia... Que si era más gorda, o más flaca, que si tenía novio, o no, que si estudiaba mucho o me llevaba hasta el timbre...
Nunca conformaba a nadie como era. Y no me importó no hacerlo. Siempre fui feliz siendo como soy, el cisne negro. La porción de maldad de todos los blancos que andaban por ahí. De todos los perfectos que siempre tienen todo en todo momento. Todos aquellos que fingen interés en mi, con una sonrisa para complacer, pero sin la mínima intención de ayudar. Todos aquellos que siempre se pavonean al decir que son amigos, que están cuando los necesite, para oir y prestar un hombro cuando es necesario llorar. A todos ellos les digo que no los necesito. No necesito su falsa amistad, su compasión y su lástima. No me hace falta que traten de actuar frente a mi como si fueran grandes personas, cuando en verdad se parten de la maldad que les corre por dentro. Yo no seré la mejor, ni la que todos elijan, pero me quiero y me valoro. Y está bien, prefieran a esas que son iguales a ustedes, a otros patitos bonitos, a otros cisnes blancos que andan por el mundo pregonando su bondad y su dulzura, su buena onda y su belleza. Seré la más cruel, la más fea que exista, pero así soy feliz. Digan lo que digan, no cambiaré para darles gusto. Mis pocas plumas negras pueden decorar mejor mis días que sus cientas de hermosas plumas blancas. Ya no se esfuercen. ¡No los necesito!

sábado, mayo 7

Carta a un ídolo...

Sé que prometí que nunca más volvería a dirigirme a ti. Porque nunca me escuchaste de verdad. Pero esta carta va más allá de mis deseos, forma parte de lo que hoy necesito. Antes, creía que nada que pasara a mi alrededor sería tan malo, y ¿sabes por qué? Simplemente porque te tenía conmigo. Necesito tanto escaparme e irme lejos, como lo hacía contigo. Que todo lo demás deje de tener sentido, que las voces que me hacen mal desaparezcan en simples murmullos que se lleve el viento. Que las miradas que hieren hasta el alma, se esfumen y nunca más sean importantes para mi. ¡No te das una idea lo que te extraño! Y sí, asumo que yo te saqué de mi vida... Pero era porque me hacías mal, ya no me sentía felíz con tu presencia. Solo podía pensar en el dolor y la preocupación de tenerte lejos y ausente. Nunca nos vimos. Nunca nos conocimos. Y nunca supiste de mi y de todo lo que me causabas. Pero a pesar de todo eso, siempre te sentí a mi lado. Siempre luchamos todas las batallas juntos, sin dejar de levantarnos cuando la vida nos tiraba al suelo. Ahora, en cambio, la realidad me golpea a diario y no sé cómo huir de ella. Ya no estás. Ya no te tengo. Ya no volamos juntos en aquellos rincones de mi infinita imaginación. Y para qué mentirte, me duele. ¡Cúanto te necesito Fernando! Tus palabras, tu mirada, tu cuerpo, tu presencia. Todo tú. Quisiera volver el tiempo atras, hasta aquellos días en que nada era oscuro, en donde la vida no me mostraba la espalda y donde estabamos juntos, paso a paso y a pesar de todo. Siento que nadie podrá jamás comprender todo esto que me pasa. Es tan real, pero a la vez es solo un cuento de ficción. Solo yo lo siento tan profundo, solo en mi pesa tu ausencia. Y sé también, que nunca volverás. Porque el destino así lo quiso. Cambió nuestros rumbos para que jamás se cruzaran los caminos y nos hizo que nos fueramos cada cual por su lado. Hoy, desde este rincón de melancolía y necesidad, te escribo desde lo profundo del alma, con el corazón en la mano y tan solo para desahogar este maldito sentimiento de extrañarte, de necesitarte. Te lloré tantas veces aunque quise contenerme. Pero jamás con tanta intensidad como en este momento. Son esas lágrimas de impotencia que me salen a borbotones sin poderlas controlar. ¿Por qué nunca hice mi mejor esfuerzo? ¿Por qué jamás intenté hasta lo último de mis fuerzas para mantenerte aquí? Todo sería más fácil si jamás te hubiera dejado ir...
Pero no me arrepiento. No. Ya te dije que no me hacías felíz. Ya no sonreía al verte. Solo podía pensar en todo el daño que me causabas. Te liberé. Te hice un duelo enorme, como si realmente hubieras muerto. Aunque en el fondo fuera que moriste solo para mi. Y siento también, que estás mejor ahora, en ese lugar que te hace ver tan alegre. Yo solo puedo decirte que a cada día que pasa, estás más presente en mi mente y nunca nadie podrá reemplazarte. Porque fuiste mi gran y único ídolo. ¡Mi amor platónico! En honor a todos esos momentos que estuviste presente en mi mente, te digo gracias. De corazón, en serio. Quiero que me perdones por jamás decirte de verdad todo lo que sentía. Fui cobarde, lo asumo. Y quiero también que sepas que nadie ocupará tu lugar. Siempre quedarás en mi memoria como el mejor de los recuerdos. 
Espero que mis tiempos mejoren y que ya no te necesite tanto, tantísimo. 
Gracias por todo. Y perdón por tan poco.